lunes, 4 de septiembre de 2006

Craso error

El perdedor en Carrhae

Por cualquier centro de trabajo que se pueda llamar a sí mismo oficina, circula toda una suerte de teorías que pretenden sentar cátedra sobre el mundo laboral en general, y lo que se debe o no se debe hacer para “prosperar” en él, en particular. Y cuando se trata de hablar sobre lo que no se sabe, como sobre fútbol o medicina, en cada español hay un tertuliano en potencia... Frases como “... Aquí para ascender hay que saber inglés”, “...Debemos ser proactivos desde que entramos por la puerta” ó “¡... Inteligencia emocional... Aquí falta inteligencia emocional!”, empiezan a ser comunes en la mayoría de las reuniones de trabajo y peor aún, también en las conversaciones que se producen alrededor de la máquina del café… ¡por no hablar de esa puñetera costumbre de utilizar cada tres por cuatro, palabras que no sabemos definir, como “implementar”!... Esta misma mañana, un ¿compañero? con menos expectativas en la empresa que un ratón blanco en el terrario de una pitón, comentaba alegremente los simpáticos y manidos conceptos que se pueden leer en uno de esos libros de ¿autoayuda?, en los que alguien ha hecho no se qué con el queso de no se sabe quién, aprovechando que la Compañía había lanzado varios procesos de promoción interna. Aquel impresionante mitín era escuchado con sincero – creo… - interés por otros dos o tres elementos, arregladores de mundos en los ratos libres, que asentían con vehemencia… aunque por sus caras, estoy seguro que no acertarían a reutilizar los conceptos sobre lo que estaba girando la conversación en cualquier otro diálogo, tan solo cinco minutos más tarde.

Es curioso lo mucho que puede tardar en salir un capuchino de máquina, cuando no tienes ni puñetera gana de estar en un determinado sitio y, además, cuando sospechas que estás a puntito de entrar a formar parte de una conversación que no te interesa lo más mínimo. Total, que mientras observaba con cara de despistado el laborioso proceso con el que ese armario con alma de cafetera finiquitaba la espuma de mi café, sentí de pronto como aquel entusiasta conferenciante interrumpía su perorata sin duda para coger aire pues me pareció que su tez ya empezaba a coger un malsano tono encarnado – y se giraba en dirección a un servidor, buscando sin duda un nuevo acólito que participara en la sarta de estupideces que allí se estaban comentando. Y, en contra de lo que hubiera hecho cualquiera en su sano juicio, esto es, volverse hacia la puerta, saludar a alguien inexistente y salir por piernas… me volví hacía mi compañero, me puse la careta de buena persona y aguardé mi destino, cual hijo del santo Job, intentando no parecer aún más descortés de lo que ya sugiere la expresión de mi cara cuando llegó a trabajar.

Por lo menos, fue al grano…

- ¡Oye!.. Y a ti… ¿Qué te parece la nueva circular sobre promoción interna y desarrollo interdepartamental?... Yo creo que es un gran acierto… en mi área ya somos varios los que estamos interesados en conocer los criterios por los que se seleccionaran a los promocionables y…

Hay que jod… ¡Se lo han creido! ¡Pero si la empresa lo que quiere es ahorrarse el coste que supondría la media docena de procesos de selección que tienen pendientes! Y encima los primeros que se apuntan son estos… ¡que no saben hacer la O con un canuto! Calma… calma… intenta poner cara de que les sigues el juego… eso es… así, como si te interesara…

- …ya está bien de hacer de auxiliar administrativo… ¡que llevo casi año y medio!... cómo confien en mí para el departamento de recursos humanos se lo voy a dejar como una patena… ¡y por horas, que no se preocupen… que por mí no va a quedar!... cada persona tiene que desarrollarse hasta el límite de su potencial…

- … pero acaba ascendiendo hasta el límite de su incompetencia…

¡Mierda!... acababa de pensar en voz alta. El hombre antes conocido como auxiliar administrativo se tomo mi coletilla de la peor manera, personalizándola en si mismo, lo que hace cualquier persona insegura que no se siente cómoda ante un auditorio no elegido y, por tanto, no deseado. Así que, para evitar males mayores en forma de arañazos en el aparcamiento, procedí a matizar lo inmatizable…

- Quiero decir, que todo el mundo tiene un límite y unas capacidades, y que es muy lícito ofrecer a cualquiera la oportunidad de prosperar, aunque lo normal cuando no hablamos de un escenario abierto, es que determinadas responsabilidades acaben en manos de personas no cualificadas para ejercerlas… Si asciendes demasiado rápido o por mor de las circunstancias, tarde o temprano alcanzaras un puesto que te sobrepase… el límite de tu incompetencia. Verás, un ejemplo: Roma, civilización triunfadora en mil batallas y luz y guía de la cultura occidental, tambien produjo una considerable cantidad de individuos futiles e inútiles. Y hasta cierto punto, era lógico: Con un sistema de clases, al menos hasta bien entrado el principado, tan estricto y cerrado, multitud de hijos de familias acomodadas asumían responsabilidades para las que ni de lejos estaban ni preparados ni motivados. La propia grandeza de Roma y el respeto que ésta imponía en sus enemigos, tapaba la mayoría de los errores de estos jóvenes pero no podía evitar que se cumpliera mi particular dicho... que ascendieran hasta el límite de su propia incompetencia. Y eso ocurrió con un aristócrata llamado Craso... No es que fuera tonto, ni muchísimo menos, pero le empeoraba que se creía mucho más listo de lo que realmente era. Su fortuna, la más grande de entre todos patricios romanos de la época, fue legendaria, tanto por su cantidad como por su origen.

Un servidor ya estaba lanzado...

... Nuestro amiguete empezó especulando con terrenos y solares pero pronto se dio cuenta de que, con el ingente número de incendios que se desencadenaban en Roma diariamente, era mucho más provechoso especializarse en siniestros, y así invento la primero empresa de seguros... ¡para sí mismo! Cuando se declaraba un incendio, Craso se presentaba en el lugar con una muy preparada brigada de bomberos; si el propietario, aterrorizado por las llamas accedía a pagar una auténtica barbaridad, los trabajadores de Craso sofocaban las llamas; si no, esperaba pacientemente a que el incendio consumiera totalmente el edificio y compraba el terreno por una cantidad simbólica. Vamos, que Craso sacaba tajada... seguro.

Pues bien, en un determinado momento, Craso dio el paso que nunca debería haber dado... pasó voluntariamente de ser un hombre de negocios exitoso a un político incapaz. Cómo no sabía que hacer con la pasta, se unió a las dos personalidades más célebres de la Roma de entonces... Julio César y Gneo Pompeyo, e hizo las veces de banquero oficial de los dos, pagando banquetes, deudas y los sobornos necesarios para resultar elegido Consul o Tribuno de la Plebe las veces que hicieran falta. Tanto uno como el otro, bien contentos por haber encontrado a un tercero que les pagase sus vicios, simularon tratarle como a un igual, y le asignaron como feudo una provincia lejana, no muy complicada, desde la que mantenerle ocupado y entretenido... y la ganadora fue Siria.

Pero, a pesar de la jubilación de lujo como triunviro que les esperaba, Craso, cada vez más convencido de que su destino era superior y más dichoso que el del resto de los mortales, y cada hora más engañado respecto a las habilidades propias, decidió emular las hazañas bélicas de sus compañeros, alistó cuatro legiones, salió con ellas al encuentro de los partos en Carrhae, en el 49 a.C y, como no tenía ni la menor idea de nada relacionado con el arte de la guerra, ni siquiera atarse su propia caligae, resultó muerto en compañia de gran parte de aquellas cuatro legiones que le acompañaron y que ninguna culpa tenían.

Craso alcanzó su propio límite, y lo superó, una vez que la fortuna le concedió su último y más inmerecido ascenso...

Después de unos segundos, mi compañero me replicó:

- No serían muy buenas aquellas cuatro legiones... ¡Yo he leído que casi nunca perdían!

Aún no es jefe y ya ejerciendo...

PD: La historia apenas recuerda los aciertos de Craso, que tambien los tuvo. Se quedó, como no, con lo peor, y otorgó su nombre al más grande de los errores posibles. Un saludo...


21 comentarios:

Dianora dijo...

Si es que eso te pasa por ir a tomar café y entonces vas y te pluriempleas.
No sabía de dónde venía dicha frase, pero creo que me ha quedado bastante clarita.
Tu último párrafo hace que me plantee... La Historia hace que recordemos sólo aquellos que algunos desean?
Besos

Joaquín dijo...

jajajajaja.....

¡qué gracioso! (aunque no des muchas pistas de tu paradero laboral... que 'internet oye').

Saludos desde el profundo sur...

leodegundia dijo...

Creo que uno de los grandes problemas del personal de cualquier empresa es creerse capacitados para ejercer cualquier puesto y cuanto más alto mejor viendo los límites de los demás y no los propios y en cuanto tocan a rebato para cualquier promoción no miran a quien hay que pisar con tal de ascender.
En algunos casos, como en este de Craso, lo malo es que por su desconocimiento de las artes de la guerra perdieron la vida muchos soldados que no tenían que haber la perdido, en los trabajos de oficina de hoy en día no se producen muertes pero si se puede hacer daño a mucha gente que no se lo merece.
Un abrazo y :-)) cuidadín con las charlas a la hora del café que no todos los oyentes saben interpretar lo que se les quiere decir con los ejemplos históricos.

nina dijo...

El problema del enchufismo existe a todos los niveles y ponerle la zancadilla al compañero por el placer de verlo caido es una satisfacción. Ha ocurrido desde que el hombre pisó la tierra. Abrazos

LeeTamargo dijo...

...Pero el ascenso al poder por esos peldaños traicioneros de la jerarquía laboral no conoce obstáculos ni escrúpulos. Conozco jefes que de tanto despedir se quedaron sin trabajadores y acabaron en el patio de los leones. Otro craso error, pero bien merecido. Bueno, a implementar, venga...
SALUDANDO: LeeTamargo.-

Isabel Romana dijo...

El café es muy peligroso, ya lo has visto. En cuanto a Craso, no sólo lo recordarían los familiares de los legionarios y los infelices cuyas casas había dejado arder o comprado a precio de risa, sino varias generaciones de romanos, empeñados en recuperar de los partos las insignias que le habían arrebatado a él. Saludos cordiales.

eloryn dijo...

¿Sueles tener este tipo de conversaciones delante de la máquina del café? Es que si es así, es para poner una cámara en plan "Camera Café".
Reír no sé si nos reiremos, pero aprender, seguro que mucho.
Besos

unjubilado dijo...

Gracias a que en la oficina te han dejado explicar el Craso error, ya que en otro caso no nos hubiéramos enterado. Craso procede del latín “crassus” que significa gordo. Es el mote que le pusieron a Marco Licinio. De ahí "el error gordo" al hablar en tu trabajo de una historía de romanos.
También tuvo aciertos: Antes de finalizar la primera guerra civil entre Mario y Sila, regresó a Roma (estaba en Hispania); para contribuir a la victoria definitiva de Sila.
Cuando fué nombrado pretor tuvo que enfrentarse a Espartaco, al que venció en Lucania.
No creo que sea un "craso error" mandarte un gran saludo.

umla2001 dijo...

¿Los que salieron vivos de estas cuatro legiones fueron los que terminaron perdiéndose por China? He oído algo de esta historia por un amigo que vive en Pekín, pero no termino de darle credibilidad.

Debo tener suerte porque en mi trabajo no tenemos conversaciones como la que nos reportas. Será que somos pocos trabajadores, o sencillamente, que no tenemos máquinas de café.

Un saludo.

Caboblanco dijo...

Hola Dianora, la historia recuerda dos cosas, o bien el cascarrillo más interesante, o bien lo último que has hecho en tu vida... ejemplos hay a patadas.

Joaquín, no te preocupes. En el trabajo me calaron desde el primer día :-)

Leo, la batalla de Carrhae fue un despropóstito total por parte romana. En cierto modo, tiene bastantes similitudes con la batalla que los cruzados perdieron ante las huestes de Saladino en el paso de los Cuernos de Hattin... poca caballería, poco agua, mucho calor, sin exploradores... El enfrentamiento tomo su nombre de la ciudad de Carrhae, donde los supervivientes aguantaron los últimos acosos persas.

Nina, Lee... es cierto, desde que piso la tierra. Además, si hacemos caso a la biblia, los primeros enfretados incluso compartían lazos de sangre :-)

Isabel, exacto. Creo que fueron devueltas tras durísimas negociaciones alrededor del año 20 a.C. Las Águilas eran básicas en la identificación de los legionarios con el cuerpo al que pertenecían y se aceptaron verdaderas vejaciones por lograr recuperar las que se perdían. Una vez recuperadas, claro... Roma, devolvía el golpe.

Elo, no me pongas una cámara encima que la TV engorda... y no estoy para fiestas :-)

Jubi, es cierto. La particpación de Crasso en el finiquitamiento de Espartaco fue muy importante. Curiosamente, en la Roma de la época se concedió a la empresa poco valor - por los mismos que antes gritaban pidiendo protección contra esos demonios...- y se consideró al general un militar de poca monta "...que solo servía para encerrar esclavos". Y claro, Crasso, lo llevaba fatal.

Umla2001, aquí hay que distinguir 2 historias, más o menos probables:

Plinio dice que los prisioneros tomados tras la batalla de Carrhae fueron trasladados al confín oriental del imperio parto, a orillas del río Oxus. Allí, encontraron empleo militar y se casaron con mujeres locales. En el 20 a. C., al firmar la paz Roma y los partos, se acordó la devolución de los prisioneros de Carhae, pero no aparecían por ningún lado (cosa hasta cierto punto normal, pues habían pasado 33 años...) Un cronista chino, en su "Historia de la Dinastía Han Occidental" incluye una biografía del general Gan Yanshou, que en el 36 a. C. emprendió una campaña de castigo contra los xiongnu. Durante la campaña, en la región del Tajikistán se topó con "infantes alineados, desplegados en una formación como de escamas de pescado". Los infantes fueron derrotados por los chinos, que se llevaron 1500 prisioneros. El emperador Yuandi ordenó que se asentaran en el actual distrito de Yongchang para ayudar a defender los confines orientales de su imperio.

La segunda versión data de los tiempos del Emperador Valeriano, casi 250 años más tarde. Valeriano fue hecho prisionero y su escolta obligada a trabajar en unas minas de la frontera persa. Estos escaparon al cabo del tiempo y habrían llegado a la actual China.

Ambas historias son, casi, complementarias. Otro cronista chino nos dice que, esta segunda hornada de romanos llegaron a la ciudad li - quiun (que es como llamaban los chinos a las provincias orientales del Imperio Romano) y se extrañaron porque determinados hombres de la población eran más altos, morenos y carecían de los típicos ojos rasgados orientales.

Actualmente se investigan enterramientos en las ruinas de esa ciudad para tratar de identificar las posibles tumbas.

Saludos

Adrià Urpí dijo...

Amigo, el post es genial...y si además quieres ver un nuevo ejemplo de alguien que rebasará los límites de su propia incompetencia....ahí tienes al hasta ahora alcalde de mi ciudad y nuevo y flamante ministro de industria...ya lo verás ;)
Un abrazo

Turulato dijo...

Empezamos bien...
Vuelvo de vacaciones y "estás como una moto".
Por cierto, ¿sabes la cara que se te queda cuando te ordenan implementar?. En "roman paladino" quiere decir que tú no das ní una pero a tí te pueden dar hasta por...
Y, centrándome en los párrafos históricos, ¿tú crees que estará ocurriendo algo así en "este país"?.
Porque sigo creyendo que la Historia está para saber de donde venimos, quienes somos y a donde vamos.

Raúl dijo...

Vaya que le diste una pequeña clase a tu contertulio... es una fortuna tener cerca personas que nos puedan enseñar cosas...

La clave está tal vez en llegar al equilibrio de no tener ambiciones desmedidas. pero tampoco quedarse sin sueños...

Saludos,

Edem dijo...

Bueno, yo tambien estoy de vuelta... Lamento no haber estado por aqui antes, pero, no podia. De echo tengo que escribir algo en mi blog tmabien, antes de que me lo declaren muerto. Bueno, a lo que iba.

Marco Licinio Craso... su final es legendario, y por lo menos murio como un romano, con la espada en la mano. Pero Craso... tenia que todo menos tonto.
Era un Licinio, es decir, noble, pero no Patricio, pero si procedente de una gran familia.
Perdió a su familia con la Roma Popular, que le mató a su padre, a su hermano a su...
Ni corto ni perezoso, y siendo todavia un muchacho, en lugar de irse a sus propiedades, con unos 20 años mas o menos, se fue a Hispania (que es como si fueras a ver esa finca tan hermosa que tienes en Rumania), y fue alistando clientes de sus tierras, hasta formar escuadrones de caballeria. Y como no era tonto, los embarcó a todos para Grecia, y se los ofreció a Sila, que mientras tanto estaba preparando el desquite optimate.
El estar al lado del bando vencedor, le permitió comprar propiedades de las proscripciones, y empezar a montar sus negocios. Si, es cierto, formó el primer cuerpo de bomberos de la historia de Roma, tan bueno, que Augusto, unos 50 años mas tarde, los uso de base para sus "Vigiles", que es lo mas parecido a una mezcla entre Guardia Municipal y Policia Nacional que tuvo Roma,pero con funciones de bombero y serenos tambien. A lo que iba... si, formó el primer cuerpo de Bomberos, pero tambien el primer cuerpo de Incendiarios. Y a esos chicos no era raro que "se les pasara la mano" con los edificios. Claro, llamaban a los bomberos y casualidad de las casualidades, Craso se encontraba por alli justo a tiempo para hacer una oferta por el piso... que estaba ardiendo, recordemoslo. :-)
Lo de Craso, era muy curioso, en varios sentidos. No se si entendereis esta frase bien, pero,
el decia que su sangre le permitia, y le obligaba tambien, a ser Consul y tratar de se alguien. Pero el preferia los negocios, y que le debieran favores. Por eso, se montó un buen sistema para ello.
Vereis, la carrera de un politico romano, de cualquiera, era de todo menos honesta. Se necesitaba mucho dinero para llegar a los mas altos cargos, y se daba por supuesto que se recuperaria despues en los cargos. Esto hacia que, los Senadores se gastaran lo que fuera para conseguir subir el "Cursus". Pero una ley del Senado, permitia expulsar a los senadores con deudas (en realidad, raras veces se aplicaban), lo cual les obligaba a pedir prestamos a usureros, que harian palidecer a cualquier banquero de hoy en dia. Intereses del 75 por ciento, o MAS, estaban a la orden. Y claro, si no pagabas... pues perdias el puesto. Lo que Craso hacia, era prestar sin interes el dinero. Pero con derecho a reclamarlo cuando le viniera en gana. Esto significaba que, el Senador quedaba de por vida a decirle a Craso "si mi amo", cuando este "sugeria" un proyecto de ley, o apoyaba a uno, de su amigo Cesar, por ejemplo.
Incompetencia militar?... bueno, en la campaña contra Espartaco lo hizo bien. Y eso con dos legiones consulares a las que tuvo que diezmar (algo que no habia sido hecho desde que Cartago dominaba Sicilia), y contra un enemigo que dista mucho de ser la masa de esclavos que la propaganda romana nos ha enseñado.
Lo de Siria... es ironico. Craso habia sido Consul, dos veces, hasta Censor tambien, pero se encontraba entre Pompeyo y Cesar, heroes militares. Asi que, su sangre, y su prestigio, exigian una campaña. Lamentablemente, eligió al enemigo equivocado. Si hubiera intentado anexionar Egipto, creo que le hubiera ido mejor.
Para empezar, no se sabia mucho de esa zona del mundo, salvo que era rica. Para seguir, las legiones que Craso logró reunir, no eran muy buenas ni muy disciplinadas. Los mejores hombres estaban siendo captados tanto por Pompeyo, como por Cesar, que se paseaba por las Galias en ese momento. Y no estuvieron completas.
Su servicio de inteligencia, se basaba en lo que le decian los arabes esquenitas, supuestamente amigos de Roma... y bajo sueldo Parto.
Por supuesto, Craso buscó un sitio plano para que circularan sus legiones... y solo se le ocurrió traspasar el desierto de Siria en pleno verano, bajo la guia de esos amables arabes del punto anterior.
8 Legiones... que de paso, consideraban a Craso "un cenizo con mala suerte". Y no hay peor supersticioso que un romano asustado. Y todo lo que podia ir mal, iba mal.
Y para terminar... Craso esperaba vencer por agotamiento. Sabia que sus legiones, no podian atrapar a la caballeria persa, que luchaba con arco. Asi que se decicó a esperar a que se les acabaran las flechas. Craso (perdon, pero tenia ganas de usarlo) error. El general Parto, previendo esto, habia organizado caravanas de flechas. Asi que, los romanos veian que las flechas no se acababan. Y que los suyos caian, uno a uno. Para forzar la situacion, Craso mandó a su hijo mayor a hacer una carga de caballeria... Y los Partos, que no querian separar a los hijos de su padre, le devolvieron su cabeza, poco despues.
Craso tuvo tiempo de ver morir a su segundo hijo (y creo que el tercero tubo la la suerte de estar en las Galias con Cesar en ese momento), antes de que la mitad de su ejercito se marchara del campo de batalla al otro mundo, y la otra mitad fueron capturados. Entre ellos Craso.
Su destino era o bien ser abierto en canal, o bien hacerle tragar un batido de oro fundido por la garganta. Que como lo sabemos?. Porque los Partos, es lo que hicieron al que eligieron para sustituirle. Por lo visto, en el campo de prisioneros, Los oficiales romanos organizaron una revuelta, se hicieron con armas... y Craso murio en el combate posterior. Por lo menos tuvo una muerte de soldado.
Era listo, Craso, muy listo. Su imperio comercial no era muy distinto de las compañias de hoy en dia. Y era uno de los que decian que "un hombre solo puede considerarse rico si puede armar y mantener por si mismo a una legion en armas". Pero su fortuna no fue tan legendaria. Lo que se encontró al morir el, fueron unos 10000 talentos. Y si bien, no era lo que se guarda en el calcetin, tampoco era para tanto. Pompeyo, sin ir mas lejos, cuadruplicaba esa fortuna, y eso solo en propiedades en Italia.

Lo de la Legion perdida... bueno, veamos. La historia, dice que los supervivientes de Craso y que fueron capturados por los Persas, fueron enviados a sus fronteras orientales. Alli, no se sabe como, o bien perdieron la batalla, o bien se pasaron al Imperio Bactriano, que era un Imperio bastante raro. Cultura Griega, con mezclas hindias, pero gente de origen griego y persa.
Los Bactrianos, los enviaron a su vez a su frontera oriental, donde un buen dia, desaparecieron.
Si, se lo de las cronicas de China. En el se dice que, un buen dia, unos barbaros, vestidos de rojo, con armaduras como escamas de dragon (imaginaros el efecto de los escudos al hacer la tortuga), se habian apoderado de una ciudad China. La "ciudad", no pasaba de ser un pueblacho, pero si los romanos se tomaban las cosas mal cuando su honor estaba en juego, los Chinos se las tomaban peor. Y mandaron a varios regimientos de caballeria a tomarla.
La sorpresa del Emperador fue grande cuando, los que volvieron de sus ejercito, le dijeron que los "barbaros", habian hecho extrañas fortificaciones en la ciudad, y que les habian lanzado de todo. Posiblemente, serian balistas y catapultas.
Pues bien, no se sabe exactamente que pasó, si bien los Chinos tomaron la ciudad y "alistaron" a los supervivientes, o bien llegaron a un acuerdo con los ocupantes, pero hay constancia de que esos barbaros llegaron a ejercer como guardia Imperial en esa epoca, y que, cuando se retiraron, los mandaron a un sitio estrategico. Sus descendientes (que por cierto, alguno todavia se llama Cayo, etc), siguen ahi todavia.
Lo de Valeriano... bueno, si. Este hombre tuvo mala pata. Y para una vez que se fia de los Persas, estos lo hacen prisionero. Y junto a el, a parte de su Guardia Pretoriana. Se dice que, junto a ellos, los partos tenian prisioneros a gente muy rara a los ojos de los romanos, chinos quizá. Y que algunos pretorianos lograron escapar... al este. Alli los chinos les dijeron que no habian sido los primeros. Y era verdad, puesto que Marco Aurelio, habia enviado una embajada a China. Pero los chinos insistieron en que, barbaros muy extraños, y parecidos a ellos, habian sido vistos 300 años antes por ahi. Los que volvieron a Roma, hablaron de esto, y la leyenda hizo el resto... que si era la legion perdida de Craso, que si...
Por ahora, esperaria a los analisis que los italianos estan haciendo a los chinos de ese pueblo, y luego ya veremos...
Un saludo de Edem

Caboblanco dijo...

Hola Edem... Se agradece "verte" por aquí de nuevo y espero que recuperes tu implacable ritmo de comentarista aquí, o donde te plazca.

Gemma Ferré dijo...

El ambientillo empresarial que te empuja a ir subiendo y que si te encallas eres un "mindundi" me repugna. Por suerte no me puedo quejar al estar en una empresa pequeña donde no hay miradas por encima del hombro ni empujones para conseguir un ascenso.
Y tienes razón, pocas cosas hay peores que el no reconocer las propias limitaciones.

ariadna dijo...

ya sabía yo que éste formaba parte del trinvirato pero desconocía de dónde venía su tan conocido error, llevo años queriendo averiguarlo

Muchas gracias, "profe de historia" es ud entretenidamente ameno.

incondicional dijo...

Hola, no te hablaré de las relaciones laborales, ni sobre Roma ( tus contertulios ya lo han hecho muy bien), peeeero he de advertirte de los peligros que entrañan las máquinas de café ;-), cuidadínnnnnnnnnn Pincha aquí

He tardado 1 hora en encontrar el enlace, espero que merezca la pena, jos, mi pc es un caos :-(.
Empieza la semana con una sonrisa :-)

incondicional dijo...

Ah, no olvides el audio ;-)

juan p dijo...

Un magnífico post, que desde una máquina del café nos ha llevado a los entresijos de Roma.
Y los Comentarios no le andan a la zaga.
Comenzamos el nuevo curso con fuerza...vaya que sí.

Anónimo dijo...

You got a " 10-4" ...according to BEDEMBOR and that means on the double.
And we all know who this order comes from...BALCO...he's your DR. DRAGON BALL...with ROSSYWAR.
And LE GROS MILLION 1.0 gives it with
GAYLE MANCHIN.
Better " HURE".
SKY LOGBOOKS, everywhere.