sábado, 30 de diciembre de 2006

Vuelta a la normalidad

Lo que ha ocurrido esta mañana es difícil de entender, muy difícil; sin embargo, era bastante fácil de prever y aún más de explicar. Dejando aparte la catadura moral de unos y otros, la enorme distancia que separa a unos de estos gudaris de la concepción de un ser humano en sentido estricto y alguna otra cosa que prefiero callarme, lo cierto es que se ha demostrado que en este llamado “proceso de paz” – increíble estupidez por cierto, ya que este país no esta en guerra con nadie… - unos van por delante de otros, marcan los ritmos y manejan la situación a su antojo. Y otros les dejan.

No se que me incomoda más, sí tener que compartir mi ecosistema con semejantes alimañas o que los políticos que me representan no hagan más que mostrarse manifiestamente incompetentes para otra cosa que no sea hacer una campaña electoral durante dos semanas cada cuatro años. Espero que hoy den explicaciones los que tienen que darlas; todos deberían hacerlo aunque a unos les corre más prisa que a otros...

aunque me temo que no me van a saber a nada...

y no debemos olvidar que la culpa de que una bomba estalle la tiene el que la pone.

Estoy bastante harto.

16 comentarios:

Gregorio Luri dijo...

Nuestro hartazgo -tan tentador, tan lógico, tan inmediato- es, sin embargo, su oxígeno.

EntreRenglones dijo...

...Es para hartarse, aunque nos va a dar lo mismo. Porque hablar con quien juega con el terror y se ríe de la vida es imposible. Siempre en la cresta de la noticia, siempre marcando huella con la destrucción, siempre víctimas los ciudadanos, la gente normal y corriente, siempre la misma estratagema, el miedo, la amenaza, la extorsión que nos gobierna... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Hannah dijo...

Para este nuevo año que hoy iniciaremos, os deseo, que sepáis lograr que todos los camino que temías cerrados, se abran; que los suelos escabrosos se alisen; que los sueños se cumplan y os traigan sosiego; que la dicha os inunde y el amor os guíe; que las sombras se alarguen y desaparezcan; y que lo que atesoréis no os impida ser solidarios y humanos.

De corazón

Carmen Moreno Martín
Alias Hannah

Dianora dijo...

Creo que tus palabras son bastante precisas. Nada más que comentar.
Un beso

Raúl dijo...

Desde Colombia, donde hemos padecido bastane la irracionalidad y el desprecio por la vida, no puedo más que hacer llegar mi solidaridad al querido pueblo español. Nada justifica la crueldad. De verdad que espero que el terrorismo deje de manchar el nombre de Euskadi.

Saludos,

Turulato dijo...

Discrepo. De una frase. Desde lo vivido.
Y otros les dejan.
No. Se aprovechan. Lo utilizan.

leodegundia dijo...

A veces pienso que los políticos todavía no se enteraron de cual es el problema real así que van dando tumbos mientras los terroristas se aprovechan de su desconcierto.
Un abrazo y buen fin de semana.

Charles de Batz dijo...

Cansancio, hartazgo, pero nunca el suficiente para dejar de decir NO al totalitarismo y la irracionalidad.

leodegundia dijo...

Veo que no está mi comentario y ahora no me acuerdo que fue lo que puse, así que te dejo un abrazo.

Lunarroja dijo...

Tienes mucha razón en todo lo que dices.
Han pasado los días y las aguas no vuelven a su cauce. Continúan las discrepancias, el yoquierosalirenlafoto, las discusiones bochornosas... en fin, a menudo pienso que si algo tengo claro en la vida es que nunca sería política. Al final, todos se vuelven de la misma manera... Me temo.

TINTA DEL CORAZON dijo...

LOS PUEBLOS NO VAN A LA GUERRA, LOS LLEVAN... LOS QUE VENDEN ARMAS Y ALMAS.

Trini dijo...

Nosotros nos hartamos y ellos pasan olimpicamente...

Un abrazo
Espero que estés bien

José Sans dijo...

Hola caboblanco:
de nuevo por estos lares para leerte y saludarte.
Siempre he creído que con dialogo se podían arreglar muchas cosas, pero en este caso veo que todos hablan de dialogo, pero nadie dialoga.
Un abrazo
José

Isabel Romana dijo...

¿No te animas a seguir posteando, caboblanco? Se te echa de menos. Saludos cordiales.

juan p dijo...

Unicamente saludarte y comentar que espero la reanudación de este magnífico Blog tras este parentesis que espero no obedezca a ninguna causa grave.
un saludo
juan

Anónimo dijo...

Hola.
¿Pasa algo con el blog?. Espero que la interrupción sea temporal, ya que leía cada nueva entrada con mucho interés. Todos los días entro y me llevo una desilución cuando veo que no hay nada nuevo.
Un saludo.