domingo, 19 de febrero de 2006

La torre de Babel

"La torre de Babel" de Peter Bruegel "el viejo" (1563)

El episodio de la torre de Babel está ubicado al principio del libro del Génesis, inmediatamente después de los relatos de la creación del mundo, el Arca de Noe y la que cayó después... el diluvio universal. ¿Qué quiere decir esto?... pues que al igual que la mayoría de los mitos evocados por los hombres a lo largo de los siglos, la elevación de una torre hasta los mismos límites del cielo intenta responder a uno de esos interrogantes universales que todas las culturas se formulan, en este caso, porqué si los hombres somos una sola clase de seres vivos, existe la multiplicidad de lenguas que caracteriza nuestra humanidad.

Pero ojo, que no ha sido solo la tradición judeocristiana la que se ha inventado una solución a este problema; culturas como la maorí, la persa o el animismo africano también tienen sus particulares torres celestes, y acaban de igual manera que la “nuestra”: Jehová se cabrea terriblemente ante la voraz apetencia de los humanos al intentar construir “una ciudad y una torre cuya cúspide llegase hasta el cielo”, desciende desde las alturas a toda prisa y decide sembrar la confusión multiplicando las lenguas de los trabajadores, como única posibilidad de que abandonasen la edificación al no poder entenderse entre ellos.

La verdad es que esta historia es una hermosísima leyenda, pero si la juzgamos con criterios modernos, haría agua por los cuatro costados. Probad a daros una vuelta un día laborable por la multitud de obras que dar color a la capital del Estado. Entre ladrillos, vigas y sacos de cemento circula una multitud de obreros de los que solo una pequeña parte, habla “cristiano”: marroquíes, polacos, ucranianos, peruanos, argelinos… se esfuerzan diariamente en levantar enormes edificios y, a pesar de la multiplicidad de lenguas y dioses, la construcción avanza y Dios, que se sepa, no ha bajado por allí. No es descabellado pensar por tanto, que si ahora la comunicación no es un problema, tampoco lo fuera entonces. ¿Cuál es pues el significado del mito de Babel?

Puede que la solución esté en la misma etimología de la palabra… Babel esta “inequívocamente próxima” al término hebreo Balal, que significa “confusión”. Por esta vinculación entre ciudad, ambición humana y confusión, muchos estudiosos han convenido en que Babel era una ciudad efectivamente existente. Y se trataría ni más ni menos que de Babilonia, esa lujosa ciudad de la que Herodoto afirmó que no había en el mundo un lugar siquiera semejante, tan ligado a la ambición, a la lujuria o la soberbia del género humano. De modo que tanto la Babel del Génesis como la Babilonia del resto de la Biblia aluden a un significado común: la fascinación por el poder y el señoreo de la tierra y todo lo que ella contiene...

Herodoto afirma además que en Babilonia existía una torre maciza sobre la que se levantaba otra y sobre esta una tercera… hasta llegar a ocho torres; una muralla la rodeaba y en el templo que albergaba su parte más alta, había dispuestas una gran mesa y una cama preciosa, ambas realizadas en oro puro. Se decía que todas las noches los jerifaltes de la ciudad colocaban allí una mujer para que esperara al Dios de los caldeos, Marduk, por si acaso bajaba de las alturas con ganas de cobrar a los humanos su lascivo tributo. Posiblemente dicha torre no fuera una excepción. En la ciudad existían multitud de torres similares, los Zigurats, construcciones de carácter místico que simbolizaban los siete cielos planetarios de la mitología Babilónica y constituían una especie de vínculo entre la divinidad y los hombres. Para levantar estas torres fue necesaria una ingente cantidad de mano de obra “no voluntaria”, hebrea en su mayor parte. Es más que posible que los judíos no guardasen muy buena opinión de sus capataces caldeos, y decidieron incluir en la Biblia el pasaje de Babel para simbolizar el castigo que Jehová tenía reservado a todos los opresores del "pueblo elegido". Y por eso mismo Jehová decidió dejar en pie la torre, para dejar testimonio de una de los miserias cosustanciales al género humano: tratar de utilizar la energia de las fuerzas superiores en su propio beneficio.

¿Os suena...?

31 comentarios:

Dianora dijo...

Está claro que para explicar cosas "inexplicables" no hay como meter a un Dios por medio y listo. Se acabó el problema, una pequeña historia a su alrededor, y todo tiene su sentido. Si pudiésemos haber hecho eso cuando ni nos sonaban las preguntas de algunos examenes... no hubiera esado nada mal :-)

Hoy nos presentas una bonita imagen. Este óleo de la pintura flamenca fue pintado en 1563 por Pieter Brueghel (1525? - 1569) y está expuesto en el Museo kunthistorishes de Viena.

Un beso

Consumidor irritado dijo...

¿Una historia con moraleja?

AZUL dijo...

Un mito deliciosamente contado, como siempre con una visión realista y con fundamentos.

Siempre que cuentas leyendas de este tipo recuerdo a mi abuelo y sus eternas leyendas, la imaginación del hombre es inagotable en su búsqueda de la "verdad".

Mil bikiños y buena semana.

p.d. una elección estupenda para ilustrar hoy.

incondicional dijo...

Un bello cuadro.

Marian dijo...

Babel es una alegoría sobre la falta de comunicación y la soberbia humanas. Tal vez te refieras al choque de civilizaciones,no podemos dejar de soñar cuán alto queremos llegar pero para que no se nos caiga el invento encima, es mejor no usar demagogia endeble...
Un abrazo

nina dijo...

Toda historia real o imaginaria bien narrada tiene un encanto especial, como esta que tu nos expones sobre Babel. Un abrazo Nina

Caboblanco dijo...

Hola a todos. No pretendía utilizar el relato de Babel como alegoría, pero quizás me haya salido así. Yo veo Babel como la representación de un miedo común a la mayoría de los humanos: el que no nos entiendan; pero no a nuestras palabras, sino a nuestros corazones. No sentirse entendido puede llevar a una de las peores sensaciones que podemos tener... la soledad no deseada, de las personas o de los pueblos.

Un abrazo.

Turulato dijo...

Si señor.
Los actuales iraquíes eran una potencia. Concibieron el concepto matemático del cero, crearon el arco y la bóveda arquitectónicos, y, posiblemente, fueron los primeros escritores.
¿Qué podían hacer unas gentes cuya religión y leyes eran la misma cosa?.
Tenían un Libro "donde estaba todo".
Sus dirigentes y muchos de ellos, eran fanáticos religiosos, aunque poco espirituales.
Aportaciones científicas, literarias, filosóficas, políticas,.. a la cultura humana..... Fuera de "El Libro", prácticamente ninguna.
"Ergo", sólo cabía..¡¡El anatema!!.

leodegundia dijo...

La torre de Babel bíblica se identificó durante mucho tiempo con el zigurat de Birs Nimrum. En 1913 fue descubierta una torre escalonada en Babilonia aunque sólo puede reconocerse por sus cimientos; gracias a una tablilla de escritura cuneiforme que contiene una descripción de la ciudad de Babilonia, puede reconstruirse su forma.

Según la Historia Sagrada lo que pretendía Dios era un castigo a la soberbia del género humano, digamos que sencillamente ponerlos en su sitio para que no se les subieran demasiado los humos.

En cuanto a Babel como el no entendimiento entre las personas estoy de acuerdo con Caboblanco, esa Babel sigue vigente y no por las muchas lenguas existentes si no porque somos incapaces de comprendernos unos a otros lo que nos lleva a la soledad.

Un abrazo

Lunarroja dijo...

La verdad es que una vez más te felicito por cómo asocias las historias del pasado con las del presente.
¿Te puedes creer que hoy iba por la M-30 acordándome de tu Torre de Babel? ;)

Galufante dijo...

Caboblanco, supongo que habrás oído hablar de la obra Creación de Gore Vidal, en la que describe de forma bastante minuciosa la práctica de la prostitución ritual en honor a Marduk...

Para más Inri, la tal divinidad solía estrenar las delicadas sábanas día sí y día también...Un dios con apetencias esencialmente humanas...Curioso..

Con respecto al mito de Babel, pienso que lo que se desea simbolizar es la impotencia humana para alcanzar las regiones específicas asociadas a la divinidad...

Agur.

Anazia dijo...

Lo que dices en los comentarios me suena tan cercano...

Y el cuadro siempre lo recordaré, estaba en la Biblia que tenía mi madre de pequeña expuesta en el salón. Recuerdo que era una Biblia muy cara con muchas ilustraciones y ésa era la que más me gustaba.

Caboblanco dijo...

Hola otra vez. Creo que el hombre busca continuamente mitos, leyendas y misterios inexplicables fundamentalmente por dos cosas:

1) Tiene miedo de conocerlo todo, porque supondría aceptar que el hombre ha llegado a su meta final. Y si la meta final es algo parecido a esto que tenemos... ¡Menudo desperdicio!

Turulato... te veo pelín beligerante :-) ¿alguna cuenta pendiente quizás? o ¿es el convencimiento de que el verdadero LIBRO, aún está por escribir?

2) De paso, así no tenemos que pensar en otros misterios aparentemente inexplicables, pero fácilmente solucionables, como por ejemplo como puede pagar un piso una pareja joven con dos salarios normales.

Turulato dijo...

"don Cabo", ¡beligerante siempre!.
De lo que me enseñó el padre (¡tiene cojones llamarle así!) Arzallus S.J. no me acuerdo, pero me "suena" que los hombres han escrito todos los libros sagrados.
Parece ser que Dios sólo escribió las Tablas de la Ley, que contenían los Diez Mandamientos.
Ahora ya los (hombres) han "ajustado" a los tiempos que corren, pero en "mis tiempos" había uno que decía: "No desearás a la mujer de tu prójimo".
Injusto; no sólo por.., sino porque las mujeres podían desear al hombre que quisiesen sin pecar, so pena que fuesen lesbianas, y entonces de eso "parece ser" que no había.
Y digo yo.. Sí lo escribió Dios.., ¿cómo pueden los hombres ajustarlo a los tiempos?. "es que la redacción antigua no expresaba con justeza..".
¡¡Frena, tito!!. Que no es una redacción de Gutiérrez, el "gafotas".. Si lo escribió "Dios en Piedra" ¿quién te crees que eres para decirnos lo que verdaderamente dice?.
Algo así como "el intérprete" del tal Marduk, que debia "ponerse ciego a polvos" a costa de la creyente y del Erario.

Perdonen mi soez vocabulario, pero hay cosas que claman al cielo..

Trini dijo...

Desde que tengo uso de razón he oído hablar de la torre de Babel y su leyenda. Ahora tú la traes aquí y la explicas con tu gracia de siempre.
Pues yo creo que la ambición es natural en el ser humano y por siempre lo acompañará: en realidades y en leyendas.

Un abrazo

unjubilado dijo...

Bonita manera de explicar La torre de Babel, siempre había interpretado el no entendimiento, como un desconocimiento de los distintos idiomas, pero tienes razón que es mucho peor el desconocimiento de nuestras sensaciones anímicas; la soledad y el desconcierto es mucho mayor.
Un saludo.

almena dijo...

todo es igual, por muchas "babeles" que nos cuenten no aprendemos.
Tropezamos una y otra vez, ansiamos subir y subir más, y lo hacemos en medio de la confusión y el caos. O, quizá, precisamente creándolo.

besos!

Caboblanco dijo...

Turu... precisamente esta es la gracia; ¿Crees que si tuvieramos seguridad de que los mandamientos o la Biblia vienen de la mano del "altísimo", alguien tendrían arrestos para saltárselos? Pues no. De esta manera, como sabemos que somos nosotros los intérpretes del asunto, no hay problema es entender las cosas... a nuestra manera.

Dianora dijo...

Lo preocupante de todo es que no hace falta hablar distintos idiomas para no entenderse. Cada uno interpreta las coasa según le conviene y así nos va, que cada vez hay mayor desconfianza, porque da igual las intenciones del que habla, el recepor del mensaje lo va a adaptar según sea su conveniencia. Al fin y al cabo, como si cada uno hablara un idioma distinto.

nina dijo...

Buenos días Caboblanco,no había leido con atención tu primer comentario y es la radiografia exacta de lo que nos ocurre a la mayoria de los humanos:"el miedo que no nos entiendan no a nuestras palabras , sino a nuestro corazón"... "no sentirse comprendido puede llevar...a la soledad no deseada"Creo que es el más acertado de todos los comentarios, desde mi punto de vista, cada uno tiene libertad de expresarse como siente y yo respetar ese sentimiento.

Es muy dura la soledad impuesta, por las cicunstancias de la vida o por ti misma, pero al fin y al cabo es soledad.¿CUal es el origen de ese miedo a la falta de entendimiento entre los seres humanos? ¿cuales son las causas que nos inducen al aislamiento? nuestros sentimientos , emociones,sensaciones,percepcione...
se encuentran en nuestro corazón (dejanado un poco de lado el intelecto)y lo podemos expresar con silencios o con la palabra y ahí creo que está uno de los problemas , querer decir algo y que no lo entiendan que lo mal interpreten, o que tu orgullo o prepotencia no quiera comprender el mensaje.En cada momento que hablas has de ser el otro o tu? siempre vamos a lo nuestro sin importarnos lo que nos rodea ni los sentimientos del otro, nos lleva esa incomprensión al aislamiento, a la soledad no deseada, a la amargura, al resentimiento.Este tema no puede ser un monólogo, sería más interesante si hubiera un diálogo.Decia Pio Baroja "que estamos viviendo una época en que empiezan a mandar los jóvenes..." yo creo que si, ocurre con muchos jóvenes por su inteligencia y sensibilidad Un abrazo de todo corazón. Nina

LeeTamargo dijo...

...Parece ser que Babel existió realmente. Ya Dante en "La Divina Comedia" la nombra como lugar geográfico, pero me quedo con el sentido alegórico y el mensaje que nos transmite esta lección. Resulta atractivo el proyecto de construir una torre donde unificar culturas, siempre y cuando esa intención no oculte otros intereses. La Humanidad sigue tropezando en la misma piedra: la convivencia, respetar al resto para que respeten. Torres más altas han caído, pero otras siguen quedando pendientes...
SALUDANDO: LeeTamargo.-

eloryn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
eloryn dijo...

Cuando me contaron de niña la historia de la Torre de Babel, me pareció una tontería. Y es que en vacaciones nos juntábamos niños de distintas nacionalidades y siempre acababamos entendiéndonos, con lo que no entendía porque no lo hicieron ellos.
Ahora sé que no es el idioma, sino la capacidad para querer comprender a otros.
Turulato ha dicho usted "Injusto; no sólo por.., sino porque las mujeres podían desear al hombre que quisiesen sin pecar"
¿Usted cree que después de hacernos responsables por la expulsión del Paraíso, el no desear al hombre de la prójima nos va a frenar? Esos mandamientos están escritos para los hombres, que a nosotras esos libros ya nos presuponen malas desde que nacemos.
Un saludo

Julio dijo...

Nada: solamente para decir que he disfrutado leyendo el post y los distintos comentarios.
Un salydo

Hannah dijo...

Pues en mi opinión, todas estas historias, más que del "altísimo" vienen de los "bajísimos" que nos anulan y que nos anidan, toda vez que se han estrellado y quieren dejar escrita de algún modo la herida del resultado de sus fracasos... Y esos "bajísimos" que fueron, me temo que son los que siguen habitándonos y siendo sin remedio, porque ya se sabe: "genio y figura..." ...y seguimos tropezando, no en la tercera piedra, sino en la enésima por la enésima potencia piedra...

Me lo he opasado muy bien leyendo tu post y los comentarios.

Un abrazo tierno

Hannah

Raúl dijo...

Por aquí estoy siguiendo tus letras. Que ya he aprendido más contigo que en el colegio... Ja ja ja!

Es un gusto leer tu blog. Un verdadero gusto!

Saludos,

Zuriñe Vázquez dijo...

Se siguen construyendo torres de la discordia no cabe duda, que separa lenguas y culturas que no se entienden, claro ejemplo el muro de Israel. Como somos de flexibles los humanos que creamos diferentes lenguas amoldadas a nuestras costumbres, creamos una Babel continuamente. Saludos simpático historiador

juan p dijo...

Cierto o no, los autores de Babel acertaron con el mito: la Torre humana que desafía la Divinidad, la confusión de las lenguas y la división de la Humanidad. Una figura, un arquetipo, que perdurará siempre.
Como siempre, un placer leer este magnífico Blog.
Por otro lado, me imagino que ya sabes que circula por la Blogosfera una "rueda de manías" .Me ha tocado a mi, y ahora, si quieres, te toca a ti
(
http://elrinconcillo.blogspot.com/2006/02/manias.html
)
saludos

Cristina dijo...

¿Podrías decirme en qué libro de Herodoto se encuentra la descripción de la Torre de Babel? Me estoy volviendo loca y como te veo tan puesto...

Caboblanco dijo...

Hola Cristina.

Historias de Herodoto; Primer libro,llamado comúnmente "de Clio", capítulo 181. Si te interesa, dímelo via mail y te paso un pdf.

Un saludo

Cristina dijo...

Muchas gracias por la información Caboblanco. Y enhorabuena por el blog.