jueves, 20 de abril de 2006

El hermanísimo

Sepulcro de Don Juan de Austria, en El Escorial

Juan de Austria fue hijo natural del emperador Carlos V, caneó impresionantemente a los turcos en la batalla de Lepanto, en 1571… y punto. Hasta aquí, los datos de este eminente personaje que conoce el 99% de la población española pero, ¿por qué no aprovechar que ya nos vamos conociendo para indagar, entre todos, algo más en la vida de este personaje, antítesis emocional de su mucho más prudente y menos impresionante hermano, Felipe II?

Veréis, se me ha ocurrido una idea; Yo, que no soy un prodigio de inteligencia ni raciocinio, tengo, sin embargo, buena memoria y algunos euros de sobra al final de mes para gastar en libros de aquellos que casi nadie en su sano juicio se leería. Como soy de esa inmensa minoría que se decanta por lo contrario, conozco detalles pelín raros de bastantes personajes de la historia de nosotros mismos, y uno de ellos es Juan Ostereich. Voy a dejar siete preguntas sobre detalles poco conocidos de la vida de este prematuro difunto y, según lo acertado de vuestras contestaciones, las iré completando en el post… ¿ok?... ¡Vamos...que tenéis la oportunidad de vacilar al profe…!

  • ¿En que ciudad dormitorio del sur de Madrid pasó Don Juan su adolescencia y cúal era la poco agerrida profesión de su padre de adopción? Pues sí Dianora, efectivamente. Un tiempo después de su nacimiento, "Jeromín", como ya se le llamaba al chaval, fue traído muy pequeño a España, confundido en el séquito imperial, y entregado a un tal Francisco Massy, tocador de viola del mismo, para su cuidado. En Leganés se crió bajo la atención de este servidor imperial y su esposa.

  • A Don Juan de Austria se le atribuyeron, en general maliciosamente, muchos amoríos con cortesanas y damas de la Primera División de la realeza española pero ¿cuál fue la acusación más descabellada, a priori, que se le hizo? Correcto Eloryn. A juan de Austria se le acusó en su día de intentar acercarse más de lo debido a su cuñada pero, por una vez, no parece que fuera culpa suya. En aquellos días sin "Operación Triunfo" ni fútbol, Juan de Austria era lo más parecido a un "sex symbol" y su nombre, sus hazañas y su atractivo eran la comidilla de España... y probablemente también para Isabel.

  • Cuando Juan de Austria recibió la noticia de que debía presentarse en Flandes, a asumir el gobierno de los Paises Bajos, las relaciones diplomáticas entre España y Francia estaban en su peor momento. ¿De qué tuvo que disfrazarse "Juanito" para salvaguardar su seguridad durante la travesía del país de los galos? Exactamente Lee; tuvo que cruzar Francia a la carrera, vestido de humilde siervo, para escapar de las patrullas que el Rey de Francia desplazó en su busca en cuanto que oyó los rumores que situaban a tan magnífico reén en sus dominios.

  • ¿Cuántas espadas se supone que utilizó en Lepanto, y donde están? Consumidor, es correcto. Hay al menos tres espadas de Don Juan: Una "ropera" en la Armería Real de Madrid, una en el Museo Naval, presuntamente regalada por el Papa Gregorio XIII y, quizás, una tercera que se hallaría en manos privadas, seguramente en las de un coleccionista Checo. En los años 60 se la intentó vender al Gobierno de Franco pero, al no poder probarse su autenticidad, su compra fue descartada. De este tema habría mucho que hablar. La del Museo Naval no es una espada ropera española del XVI sino un montante, un arma más larga, más pesada y dificil de manejar, sobre todo en un abordaje. Además, Don Juan podía ser muchas cosas, pero no destacaba por su altura y ese arma, que nunca tuvo mucha aceptación en España, andaba ya viviendo sus últimos días de gloria. Es más que probable que ese montante no corresponda a su supuesto dueño.

  • Felipe y Juan, hermano y hermanastro, se llevaban a matar. Eran completamente contrarios en todo y sin embargo, el hecho de poder considerarse "polos opuestos" nunca motivó que se tuvieran la más mínima simpatía. La mayoría de sus trifulcas se desarrollaron por carta pero... ¿cúal fue la más famosa de ellas, a la postre, la única en las que ambos se encararon frente a frente? Un día, Felipe se quiso "pasar" por el escenario donde su hermanastro reprimía la subvlebación de los moriscos, y al llegar, vio aparecer a éste muy ufano, comentando con sus capitanes la abolladura que un disparo de mosquete le había ocasionado a su casco. Felipe le recriminó, haciéndole ver que su condición no era compatible con encabezar en primera línea todas las ofensivas y Juan, muy alterado, le echó en cara que esa "condición" era la que le obligaba a ir el primero, y que él debería hacer lo mismo. A partir de así, silencio, miradas y secretarios y cambelanes interponiéndese entre ambos. No hubieran llegado a las manos. El carácter de Felipe lo hubiera evitado.

  • ¿De que murió, y porqué se complicaron terriblemente los últimos días de su vida? ¡Muy bien Marian! Juan de Austria era un consumado jinete, pasaba muchas horas a caballo y eso propició la aparición de unas molestas almorranas, que degeneraron en unas aún más molestas hemorrides sangrantes. Los últimos días de su vida perdió mucha sangre y un intento de operación que le practicó el barbero de uno de los Tercios, le adelantó, al parecer, la muerte.

  • El sepulcro de Don Juan, en el Monasterio de El Escorial, es una auténtica maravilla de la escultura fúnebre europea. Presenta varias características muy curiosas que le hacen irrepetible, tanto en sus materiales como en su diseño y, sobre todo, en cómo se representa al difunto. La imagen yacente de Juan lo representa con una docena larga, más o menos, de anillos en las manos. ¿Cual es el motivo de esa cuidada apariencia ante los siglos venideros...? Bueno, esta era la más difícil. Si durante una visita al Escorial os arrimais al guía que acompaña cualquier grupo organizado, al llegar al mausoleo de Juan, seguramente comentará, ufano, que los anillos que el yacente obstenta en sus manos son recuerdos de todas las amantes y enamoradas que adornaron su vida de conquistas. Romántico es, pero incierto también; en aquellos días, ponerse un guantelete de metal castigaba enormemente las manos, produciendo enormes rozaduras. Algunos caballeros acostumbran a protegerse con un guante de cuero pero otros se sentían más cómodos si evitaban que las manos les transpirasen y preferían mantenerlas ventiladas, prescindiendo del guante y colocando en sus manos una multitud de anillos que se interpusieran entre piel y metal.

Un abrazo.

19 comentarios:

Dianora dijo...

Bonita historia la de hoy, me gusta :-)
El sepulcro del Escorial realmente es impresionante, y si optas por hacer una "visita guiada" te pueden contar muchas cosas interesantes... como por qué aparece retratado con un león, el mismo que tiene en su sepulcro (si no recuerdo mal).
En fin, creo que me sé algunas de tus preguntas. Como que la ciudad dormitorio es Leganés y que su padre adoptivo tocaba la viola en dicho lugar. Claro que luego también le educó el mayordomo real, pero creo que te refires al de la viola.
Creo conocer un par más, pero con una es suficiente. Paso el testigo :-)

un beso

LeeTamargo dijo...

...Se disfrazó de sirviente, murió de tifus y... Bueno, CaboBlanco, con el aporte de otros espero llegar al aprobado... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Marian dijo...

Con este personaje se cumple aquello de que dos hermanos pueden ser como el día y la noche. Pero vamos al "tajo"...
A D. Juan de Austria se le atribuyen romances, como no, teniendo en cuenta su atractivo y que como diría un buen amigo común, tuvo una vida "gozada". De su relación con María de Mendoza nació una hija, Ana de Austria, que por orden de el "tito" Felipe ingresa en un convento (descalzas reales), eso sí, con tratamiento de Excelencia.
De su periodo en Nápoles tuvo otra hija con Diana Falangola en 1575. Y se sabe de un tórrido romance con Ana de Toledo, esposa del Alcalde Mayor de Nápoles.
Respecto a su muerte, a parte de la teoría de fallecimiento por tifus que apunta Leetamarfo, he leído sobre la autopsia que se le practicó y hay una teoría que apunta a una negligencia por parte de el cirujano que le practicó una operación de hemorroides. Imagino que en la Corte se silenciaría un final tan poco "honroso".
Un abrazo

José Sans dijo...

Hola Luis:
Por desgracia mi conocimiento de la Historia de España es muy elemental, me crie bajo la sombra de los Próceres de la Independencia de los paises de sudamerica.
Así pues poco puedo aportar a las preguntas que nos haces.
Un abrazo y quedo esperando las respuestas.
José

AZUL dijo...

Una historia muy chula...voy anotando sitios interesantes de los que cuentas a través de la historia para visitar a mi regreso!

Un bikiño y disfruta tu fin de semana!

nina dijo...

D Juan dejó dos hijas naturales,doña Juana casada con el principe de Butera hija de Diana de talanga,señora de Sorrento y doña Ana Abadesa hija deDoña María de Mendoza.Su ambición le llevó aquerer casarse con Maria Stuart reina de escocia, o con Isabel reina de Inglaterra.
En cuanto a su muerte se descarta el envenenamiento, se cree que fue el tifus exantemático provocándole una peritonitis, aunque también parece que participaron las almorranas "que no habían sido depuradas hacía largo tiempo" un beso Nina

Anónimo dijo...

Es la primera vez que escribo en tu blog, a pesar de que lleva ya unos meses siguiéndolo con atención. Permíteme que te felicite por tu lavor divulgativa. Y como no hay mejor respuesta que otra pregunta, y ya que has sacado a colación a Don Juan de Austria, por qué no hablar del que podría ser el Fouché español, un personaje tan despreciable como interesante el secretario Antonio Pérez (vale murio pobre, permítime la licencia con lo de Fouché)... saludos desde Zaragoza.

eloryn dijo...

No se si sería cierto o no, pero le atribuyeron un romance con Isabel de Valois, la tercera esposa de su hermano Felipe.
¿No hay una espada de Don Juan en la Real Armería, aquí en Madrid?
Un saludo

Consumidor irritado dijo...

"Tirando" de Google, he creido enteder que habia dos espadas la de Juan de Austria y otra regalada por el Papa. Esta última actualmente en el Museo Naval, aunque su autenticidad esta sometida a controversia. Y la otra en la tumba.

Por cierto me ha encantado la presentación en forma de acertijos, dificil, pero realmente divertida.

juan p dijo...

No conozco los detalles con precisión pero creo que cuando Felipe y Juan llegaron a las manos, mucho tuvieron que ver personajes como Antonio Pérez, secretario del rey y Antonio Escobedo, secretario de D.Juan. Este último parece que fue asesinado por orden de Pérez, en madrid (quizá intentando arreglar las ya de por si tirantes relaciones entre hermanos), y a "Jeromín" no le debio parecer nada bien ¿Pérez actuó por su cuenta o cumplía ordenes superiores de Felipe? Eso debió pensar Juanito en Flandes.
(por cierto, que al final Antonio Pérez salió por pies de la capital, se refugió en Aragón, provocando una crisis institucional de aupa, y acabó en Francia, donde comenzó una campaña de publicidad novedosa para la época y que se llamó :la Leyenda Negra)
En fin, faltan detalles y seguro que habrá errores y precisiones que deberçía hacer el maestro
un placer leerle, por supuesto

almena dijo...

Me ha encantado el estilo de tu post de hoy. Nuevo, participativo, que obliga a investigar...

Buen sábado!

Zuriñe Vázquez dijo...

que buena idea has tenido!! me ha gustado siempre este personaje, me da la impresión que sería el playboy de la época. Y tiene toda la pinta de haber estado muy bueno. Al fin y al cabo para ser un bastardo se le ha dado una gran promoción e importancia, especialmente en su mausoleo funerario. Muchas cosas que había leído pero no me acordaba han salido a la luz con tus preguntas. Bien hecho profe. Saludos

Sacri dijo...

Juan de Austria murió en el campamento de Namur el 1 de octubre de 1578, de Tifus, enfermedad que contrajo durante una campaña militar.

interesante este blog, volveré, y espero visites el mio aunque es muy simple.

Un saludo

juan p dijo...

Vaya...pues parece que los tiros no iban por donde yo creía. Desconocía la anécdota de la abolladura en el casco y las palabras que se cruzaron los dos hermanos.
me gustaría apuntar un par de cosillas más:
A Don Juan se le recuerda por Lepanto, pero su bautismo de fuego lo tuvo en la represión de los Moriscos y otra de sus misiones imposibles fue la de intentar aplacar el fuego de Flandes, creo que con criterios distintos a los que tenía Felipe II.
¿La historia se repite?
Un poquito después, creo que con el último Austria, Carlos el Hechizado, surgió otra figura que recuerda a Don Juan y no solo en el nombre:
Don Juan José de Austria.
También bastardo, también brillante en la batalla, también de muerte prematura...pero no tan famoso ni recordado como el primer Don Juan de Austria
saludos

Brisa dijo...

Yo también había pensado tirar de google.. porque sí no.. ;-)

Eso sí te dejo unos besitos y te doy las gracias porque siempre que mepaso aprendo cosas nuevas. Gracias.

muralla dijo...

Lo cierto es que de ese personaje sólo recordaba que le encantaba jugar con una espada de madera y que era muy travieso, gracias a la ya mencionada película Jeromín, que vi en mi infancia.
Lo demás era lo normalillo que aparecía en los libros de historia al uso, así que una vez más, gracias por la lección, maestro.
Bicos.

Andrea Recol dijo...

Me rindo ante sus pies Don Caboblanco. Podía perfectamente participar en uno de sus concursos de sabios y llevarse unos cuantos euros. Mi marido se compra libros ilustrados de batallas y se pasa estudiándolas; tendrá que leerte. Debías de editar un libro. Bueno, no sé, siempre te digo cosas de estas porque la historia no es mi fuerte. Me crié a salto de mata en varios países y al final, pues, soy bastante ignorante. besitos

Adrià Urpí dijo...

He llegado tarde para participar...pero bueno la idea me ha parecido simplemente genial.

Un abrazo.
Adrià

leodegundia dijo...

Llego tarde y todo está contestado, pero te felicito pues fue una buena idea esta forma de que los lectores participaran en el relato, fue como una colaboración múltiple.
Un abrazo