domingo, 22 de enero de 2006

Mazmorras: ¿mito o realidad?

Torreones del Castillo de Coca, en Segovia

Construidas en el corazón de los enormes castillos fortaleza de la Edad Media como “residencias forzosas” para aquellas personas de las que se quería prescindir, las mazmorras forman parte inexcusable en la mayoría de las visitas guiadas a cualquier castillo medieval, o a lo que actualmente quede de él. El término mazmorra, como tantos otros del castellano, figura en nuestro acervo gracias a la invasión musulmana, y proviene del árabe "matmûra" que significa “enterrar” o “prisión”. Años más tarde, San Juan de la Cruz se referiría a ellas como “aquellos infames purgatorios sin fondo, en los que se pierde la dignidad del alma, antes que la propia vida…

Y acertaba San Juan, porque el horror que rodeaba a este tipo de castigo consistía en la certeza de fallecer a causa del hambre, la sed y el frío en el fondo de un pozo de apenas un metro y medio de diámetro, muy profundo, donde la luz no llegaba jamás; donde la victima no podía echarse, ni ponerse en pie ni, a veces, sentarse... en definitiva: una terrible suerte de cautiverio que se ha utilizado con bastante manga ancha en infinidad de novelas y películas sobre la época medieval. Y por supuesto, lo normal es que los guías se empleen con lo misma ligereza a la hora de escenificar el supuesto peligro, con el fin de provocar escalofríos a los niños que se asoman por encima de la barandilla, a pesar del cartel que dice “¡Cuidado!, no asomarse en exceso; nadie podría llegar hasta usted…! pero ¿Qué hay de cierto en todo esto?

En el siglo XIX, un joven arquitecto francés muy aficionado a la historia y a la arquitectura, llamado Viollet le Duc (1814 – 1879) se hizo la misma pregunta, lo que le llevó a recorrer los principales castillos de toda Francia, elaborando infinidad de croquis y dibujos sobre los vestigios de la arquitectura medieval, y las mazmorras en particular. Después de casi tres años de investigaciones, llegó a la conclusión de que, en Francia, tan solo el castillo de Pierrefonds conservaba intramuros, auténticas mazmorras susceptibles de ser investigadas como tales.

Dichas mazmorras estaban constituidas por un calabozo cilíndrico muy alto, con una bóveda ojival en el centro de la cual había un orificio por el que se bajaba a la víctima. En medio del calabozo, en el suelo, se abría un pozo de más de veinte metros de profundidad. Además, ambas aberturas coincidían, de modo que se podía arrojar directamente un cuerpo al pozo si no interesaba que el acutivo sobreviviera al menos, unos pocos días. Por otra parte, la situación en la mazmorra no debía de ser mucho mejor, ya que con apenas un metro y medio de espacio en torno al agujero, el condenado debía andarse con muchas precauciones si no quería fundar el primer club medieval de "puenting". En cuanto a las posibilidades de escapar, eran sencillamente nulas, pues la forma abovedada del techo hacía imposible ascender por la pared sin romperse la crisma. En definitiva, una mazmorra con todas las de la ley...

Pero en los demás casos, estos pozos que se intentan hacer pasar por mazmorras ¿qué funciones cumplían exactamente? En la mayor parte de los supuestos, no se trataba más que de una sencilla técnica para ayudar a la conservación de los alimentos; estos largos pozos, con su característica forma de embudo, producían una aceleración del viento procedente del exterior que refrescaba y aireaba los géneros y la bebida. En otros casos, muchos más raros si se tiene en cuenta la poca necesidad de comodidades en esta época, funcionaban como pudrideros o simplemente... como letrinas.

En España tampoco es fácil identificar mazmorras que funcionaran verdaderamente como tales. Quizás, el caso más claro es el del Castillo de Coca, en Segovia. En él, aparte de apreciar su extraordinaria belleza y lo insual de la su técnica de construcción, en ladrillo, podemos contemplar la mazmorra mejor consevada de nuestro país. Por cierto, hablando de castillos... ¿Sabéis por qué las escaleras de caracol de los castillos se ascienden siempre girando a la derecha?

Un abrazo.

33 comentarios:

Turulato dijo...

Pues mire.. No sólo no tengo ní idea sobre porqué se enroscan "dextrorsum" sino que no había pensado en ello.
Soy muy impresionable y de carácter delicado y tanta revuelta me marea.
¡En fín!. Pienso yo que el mayor problema "escaleril" es que te "esbarices"; sí ocurre subiendo, lo peor que puede suceder es que le pegues un mordisco al escalón de enfrente..
Pero, ¡ay amigo!, sí te "vas" cuando bajas.. En ese caso, y como siempre ocurre lo peor, te "esnafras" sin remisión.
Y un abuelete como yo se aferra con decisión a la baranda, sí no hay buena moza a la que trincar el brazo..
Conclusión; como la mayoría somos diestros, parece ló gico que "bajando p'abajo" tengamos el agarradero a la diestra.
Pura ergonomía, ¡vamos, digo yo!.

Turulato dijo...

Ya decía yo que me mareaba.. Y se me ha olvidado lo de la mazmorra.
En el Castillo de San Pedro (1595) -Ciudadela de Jaca (Huesca)- mazmorra -lo que se dice mazmorra- no hay. Existe una sala subterránea denominada "La Mazmorra", pero no tiene nada que ver con lo descrito por don Luís.
Existe un calabozo, para reconducir al buen camino a los revoltosillos soldados que lo guarnecían, que tiene una particularidad: Cuando se abre la reja de entrada -hacia el exterior-, se cierra la misma reja -hacia el interior-.
Y a su derecha, a unos pocos pasos, se abre un pasadizo -bajo el Camino de Ronda y hacia el lateral de un baluarte- que termina abruptamente unos 10 metros más allá. Nunca encontré referencias sobre él, ní en los planos ní en los archivos.
La solera es de canto rodado "en espiguilla", idónea para soportar grandes cargas.
Me lo ha recordado el artículo y, como es la única fortaleza de su tipo que queda intacta en el mundo y dedicada al uso para el que fue diseñada, me ha parecido interesante comentarlo.
Es Monumento Nacional Histórico Artístico desde 1951 y premio "Europa Nostra" de Restauración.

Dianora dijo...

Parece ser que el amigo Turulato tiene la virtud ultimamente de arrancarme una sonora carcajada... pero me desvío... al tema.
Ni idea de lo de las escaleras. Yo había pensado en que sería por algo del sol (por eso de que giras en el sentido de las agujas del reloj al subir), pero vamos, que me quedo con la opción del amigo Turulato, sintiendolo mucho por los que usen la siniestra, es una buena explicación la que nos da.
Y en cuanto a las mazmorras... no he podido evitar acordarme del Castillo de If
Besos

Turulato dijo...

¡Y sigo, leñe!. Los años, que alteran las neuronas..
Lo más maravilloso de La Ciudadela citada -que estudié e investigué durante siete años- es la Galería de Expansión y Ventilación de la Santa Bárbara. ¡Una maravilla arquitectónica y de la ingeniería!. Y todo se reduce a la aplicación del "efecto Venturi".. ¡Qué finura!.
Eso si. Lamento deciros que ninguno de los lugares que cito eran ensañados por los guías del Patronato, pues se encuentran dentro del perímetro laboral activo y su visita interferiría con la actividad que allí se desarrolla.
Y como "postre"..
Tendiendo en el foso bajo tierra unos cables eléctricos, se hundió el suelo, dejando a la vista un túnel.
Tenía bóveda de medio cañón en ladrillo y suelo de tierra apelmazada.
Se dirigía en línea recta hacía la catedral románica..., a unos 10 metros bajo la superficie.
Lamentáblemente, se ordenó aterrar la entrada sin permitir su investigación.

Caboblanco dijo...

Turulato... espero que este borbotón de comentarios obedezca al interés que suscita mi texto, y no al hecho de que te hayan puesto hoy una nueva tarifa plana... ¡je, je!. Bueno, Aragón es ese gran desconocido en matería histórico - cultural y hasta hace muy poco, las gentes de "la capital" apenas conocíamos su maravilloso mudéjar y poco más. Creo la acertada gestión de todas las administraciones implicadas está cambiando un poco esa tendencia, y ahora descubrimos su románico, su cultura, sus paisajes... y yo me alegro. Además, si no me equivoco, en el castillo que citas se grabaron las escenas iniciales de la película "El reino de los cielos".

En cuanto a lo de la escalera, diré, como impagable pista, que en el año 1.500 d.C. el porcentaje de diestros y zurdos era, probablemente, muy similar al de hoy en día; y que un diestro empuña la espada... con la derecha.

incondicional dijo...

Paso de puntillas a dejarte un saludo, me abruna tanta erudición.

Diego Gutiérrez dijo...

Mira que es bonito Francia,... que pena q este lleno de franceses...

Consumidor irritado dijo...

'Por fin! Una que pregunta que creo saber la respuestaa....

Las escaleras de caracol estan construidas para que el defensor luche con la diestra y el atacante con la siniestra, ya que la mayoria de los humanos somos diestros.

Espero seguir leyendo, y divirtiendeme , con tus historias.

Consunmidor irritado dijo...

Creo que con el entusiasmo he dejado de leer las entradas anteriores, en las que estaba "clarita, clarita" la respuesta.... Como siempre Turulato apunta y Caboblanco definitivamente nos dice cual es la diana...

unjubilado dijo...

Yo cuando visito un castillo y veo la supuesta mazmorra, pensando en un inquilino me dan escalofrios.
Con respecto al sentido de giro de las escaleras, ni me lo había planteado, pero pensando en lo que ha dicho Consumidor Irritado, creo que tiene razón. Yo tengo una escalera de caracol que une el piso donde vivo con la huhardilla que tengo mi estudio. He cogido una espada (un contenedor cilíndrico de documentos) y haciendo varias pruebas, la mujer no ha querido participar de atacante, he observado que efectivamente podría ser esa la razón.
Un saludo con la espada envainada.
P.D. Como tienes razón en lo de Aragón una comarca desconocida, al estar este fin de semana en Broto y oir las campanas, me acordé de un relato que a veces me contaba mi padre y lo he publicado.

almena dijo...

mmm ¿en serio? ¿para conservar alimentos? pues supongo que esa humedad que se genera en el interior de las mazmorras no sería un buen conservante ¿no?
ah! curiosísimo lo de la escalera a la derecha.

besos!

leodegundia dijo...

Tengo que reconocer mi gran ignorancia sobre el tema mazmorras, siempre creí que en todos los castillos existían unos lugares lúgubres situados en las profundidades de los mismos en donde se "acomodaban" a las personas non gratas que casi siempre terminaban allí sus días, ¿demasiado cine o demasiada novela?, visto lo que cuentas me temo que si.
En cuanto a la escalera es posible que los que dan como solución la lucha tengan razón, pero viniendo de tí es posible que nos reserves alguna sorpresa, así que estaré al tanto.
Un abrazo

LeeTamargo dijo...

...Siempre interesante la historia: Supongo que fuese para poder disparar las ballestas con la mano derecha desde las ventanitas. Intrigado y curioso a la vez, venga, cuenta...
SALUDANDO: LeeTamargo.-

Caboblanco dijo...

Pues no andáis nada desencaminados. El hecho de que gire a la derecha, obedece a facilitar el uso de la espada al defensor que va reculando hacia arriba, y obligar al atacante a mostrarse de cuerpo entero para obtener una buena desenfilada, en el caso de que portara ballesta o arco. En cuanto a la conservación de los alimentos, téngase en cuenta que la práctica totalidad de las viandas que se conservaran en aquellos días, estarían en salazón o en forma de carne curada, y ellos lo metían en mazmorras al igual que nosotros guardamos los jamones y lomos en la bodega o sótano...

Saludos.

nina dijo...

Llego tarde para decir algo, ni mu, algo hay que decir; primero que los comentarios son muy distendidos y me he reido con ellos, que falta hace, y segundo, las mazmorras en un principio era para guardar los alimentos y despues para "guardar" cristianos o moros.Nina

Una maruja en internet dijo...

-O juegas con tus lectores.
-O mi ordenador juega conmigo.
-O son imaginaciones mías.

Te cuento. Te hice una visita matutina, había una foto en lugar del post, imaginé que eras tú, me dirigía a saludarte pero los comentarios estaban cerrados. Pensé que jugabas...
Y ahora vuelvo, la foto ha desaparecido, sólo queda una chiquitita al lado de tu nombre ;))).

¿Me Habré mareado por subir y bajar por las escaleras de caracol? :).

Marian dijo...

Llegar tarde... tiene sus ventajas. Me he enterado a las mil maravillas de todo. Y encima he visto la foto :))
Un abrazo

Jaime dijo...

Me ha parecido interesantísimo tu artículo y la discusión en los comentarios. He disfrutado leyéndolos.
Saludos,

AZUL dijo...

Las mazmorras, como los barcos antiguos, son mi fetiche en cuanto a historia antigua y he disfrutado como niña....con el tema de hoy.

Biko y buena semana.

Lunarroja dijo...

He tenido suerte: ya habiais dado la respuesta en los comentarios anteriores. Alguna ventaja tenía que tener no ser puntual...

Caboblanco dijo...

Hola a todos... lo de la foto me ha salido un poquito mal al principio, y de ahí que Maruja se haya pegado un pequeño empacho de mi caradura.

Mil perdones por esta falta de hunildad, nada premeditada.

nina dijo...

pocos han nombrado tu foto te imaginaba más o menos asi , guapote ¡anda chupate esa !nadie te lo ha dicho, pero como tengo un hijo de 38 años puedo ser tu madre , (di que madre no hay más que una)te digo, que no estás nada mal , bueno no te lo creas mucho y buenas noches Nina

Entre Líneas dijo...

Tal vez estaban hacia la derecha por la 'tendencia' natural que existe en nuestro País a que nos lleven hacia ese lado. Bueno, eso está dicho sin ningún rigor científico y, tan siquiera, sin mérito porque me he leído todos vuestros comentarios ;-)). Un saludo y, por supuesto, te llevo a mi "mazmorra"

sirenita-2 dijo...

¡En qué gran libro de historia me sumerjo cuando vengo a visitarte!

José Sans dijo...

Hola amigo:
Cuanto iento llegar ytarde al artículo, yo que me abía la explicación más cientifica del motivo giratoria a derechas y voy y llego tarde.
Lo anterior es solo para fardar, la verdad es que, a pesar de visitar muchos castillos, nunca me había fijado en el detalle.
Conocía lo de las callejuelas etrechas y no rectas para dificultar el avance del enemigo, pero esto ni pensarlo.
Las mazmorras, como siempre, hay más de fantasias que de verdad. Recordar aquellas películas que salían mazmorras con infinitos artilugios de tortura y demás.
Muy bueno el artículo y los comentarios.
Saludos
José

Muralla dijo...

Después de ver tu juventud, aún quedo más alucinada por toda tu sapiencia, aunque como buen leo, eso de saberlo todo es tu mayor virtud o tu peor defecto ( Llevo 37 años casada con uno que también es un pequeño pocito de ciencia, jejeje...)
Los comentarios un regalo añadido, como siempre, y lo que explica Turulato sobre el túnel y su "tapado" me han alucinado.
Bicos.

Corazón... dijo...

Hola Cabo blanco :)

Me quedo siempre maravillada y estupefacta por tanta sabiduría... Pero es que cuántos libros no he leído :( La historia es terriblemente inmensa, creo que jamás se terminará de contar.

GRACIAS... Saludos!

;o)

Caboblanco dijo...

Buenos dias. Tengo que rectificar un dato que aparece en uno de los comentarios. El castillo donde se rodó "El Reino de los Cielos" es el de Loarre y no el de San Pedro. El error ha sido cortesía de un servidor, y la enmienda, de Turulato.

Gracias

Julio dijo...

Gracias por ilustrarnos con estos comentarios.
Lo de las mazmorras, desde luego, pobre gente

Un saludo

Trini dijo...

Pues no tengo idea pero ya que estás te hago una pregunta. El año pasado visité el castillo de Cortegana, en la sierra de Aracena y me llamó la atención la pequeñez de los aposentos y la estrechez de las escaleras. Peldaño super alto y estrechez. Imagino que los medievales eran más pequeños? o es que ahorraban de este modo espacio? no sé pero subir esas escaleras era agobiante hasta para mi que soy minima.
Lo de las mazmorras es que creo que el cine nos ha vendido por mazmorras cualquier cubiculo.

Un abrazo

white dijo...

Ya no tengo que contestar(la verdad es que no tenía ni idea) pero me habéis dado todas las explicaciones, gracias a todos y en especial a ti, pozo de sabiduría.
Besote

Seleka dijo...

yo...después de leer el post y los comentarios...la verdad es que me da un poco de vergüenza pero quería comentar que...me encantó el castillo de Coca.
Saludos

Zuriñe Vázquez dijo...

Pues no nos dejes en ascuas! muy interesante,como todos tus post, lo de las mazmorras...no sólo como lugar de encerramiento, sino como despensa y letrina. Ahora nos tienes que contar lo de las escaleras historiador. Ah encantada de conocerte, me gusta que los compañeros de blog tengan fotos, como identificación y seriedad. Un abrazo