viernes, 10 de marzo de 2006

Enemigos de Roma: Los Germanos

Una rubia, natural
Altos, rubios, salvajes y valerosos... Esta podría ser una definición más o menos acertada de los pueblos germanos... definición que seguramente no nos salvaría un examen parcial de la asignatura de historia antigua, pero de un indudable valor teniendo en cuenta la dificultad de encontrar nexos comunes entre la amalgama de tribus que se asentaban más allá de la orilla derecha de río Rin. Los romanos, mucho más prácticos, no tuvieron inconveniente en hacer tabla rasa con todos ellos, y les agruparon bajo el sonoro apelativo de “bárbaros”. El término, sin embargo, no es latino, sino griego y hace referencia a ciertos sonidos guturales que adornaban las lenguas de estos pueblos, y que a los griegos les sonaba algo así como “bar, bar, bar...”

Lo primero que hay que decir de los antepasados de Goethe, es que a diferencia de otras culturas no tenían ninguna organización política que fuera más allá de la tribu pura y dura. Al otro lado del río se apiñaban longobardos, marcomanos, hérulos, suevos, cuados, bátavos, frisios, caucos... y así hasta llegar a más de doscientas étnias que elegían a su propio Rey en asamblea, siguiendo los criterios de una monarquía electiva. El monarca, que al no estar sustentado por el “derecho divino” debía de vigilar muy bien su espalda, tenía poderes para pactar la paz – las menos -, declarar la guerra – las más – y administrar justicia. Además, como se expresaban casi como un alumno de instituto actual, les costaba un montón promulgar leyes, con lo que acaban fiándolo todo sobre la base del Derecho consuetudinario, que era más rápido, fácil... y expeditivo.

La organización social de las tribus germanas era bastante simple. Estaba la clase noble, que controlaban el acceso a los puestos de mando – guerreros y mandos militares - y podían ser nombrados reyes de su tribu; Después venían los hombres libres, aquellos que podían formar parte del ejercito, cazar y practicar otras actividades cotidianas. Y por otro lado estaban los esclavos, que debían trabajar las tierras y obedecer a su amo, pero recibiendo un trato mas o menos similar al de un hombre libre, al contrario de culturas “supuestamente más avanzadas” como la griega yo la romana.

Económicamente andaban en pañales; practicaban fundamentalmente la caza y el pastoreo, y también algo de pesca pero siempre desde el punto de vista de una economía de subsistencia. La agricultura la intentaron varias veces, con poco acierto... El anticiclón de las Azores les pillaba algo retirado con lo que la fertilidad de sus tierras era la mismita que el clima del que gozaban... una porquería. En cuanto al comercio, también lo intentaron, al principio con cierto éxito, hasta que descubrieron que era mucho más fácil matar al mercader romano para quitarle sus géneros que pagarle por ellos, con lo que les costaba bastante “fidelizar a los clientes”... je, je.

Donde destacan de verdad era a la hora de repartir. A los germanos les encantaba zurrarze, bien entre ellos, bien con los romanos o contra cualquier cosa que se les pusiera por delante, quizás debido a que eran proselitistas: Creían que los guerreros que murieran luchando por su pueblo serían recibidos por Odín en el Walhala, o paraíso de los guerreros, donde las walkirias, o doncellas guerreras – ole - les acompañarían por siempre jamás. Con semejante edén en expectativa, no era extraño que fueran combatientes de primera categoría: las pocas veces que consiguieron unificarse bajo el mando de un solo Rey, como Ariovisto, y ponerse de acuerdo para algo más que para beber cerveza, pusieron en grandes dificultades a las victoriosas legiones de Roma, obligándolas a emplearse a fondo para no repetir, por ejemplo, escandalosas derrotas como la de Teotoburgo. Lo cierto es que, a pesar de los esfuerzos de Emperadores como Augusto o Tiberio, y más tarde Domiciano o Marco Aurelio, nunca se consiguió hacer de la Germania libre una provincia romana. Siglos más tarde, los descendientes de aquellos que consiguieron mantenerse como hombres libres irrumpieron de forma incontenible a través las fronteras del Imperio, contribuyendo en gran parte a que Roma acabara como acabó.

Para acabar, dos apuntes: En un determinado momento, parte de la tribu sueva unió su destino al de gente de origen escandinavo, acabando por establecerse exitosamente entre los nacimientos del Rín y del Danubio con el nombre de Alamanes. De ahí que para nosotros sea más sencillo hablar de alemanes que de germanos. Y otra cosa: Según los últimos estudios, a los alemanes les queda poco tiempo de ser rubios, quizás menos de dos siglos; Hace unos 13.000 años, la humanidad entera era morena, pero la alta mortandad que entre los varones generaban actividades como la caza o la guerra hizo que cada vez fuera más difícil para una mujer “cazar” a un hombre como Dios manda. Para compensarlo, en el hemisferio norte una parte de las féminas desarrollaron una mutación genética que buscaba sobresalir de las demás gracias a lo rubio de su cabello...

Los últimos estudios sostienen que a ese gen le quedan menos de 200 años de vida.

En España, solo un 7% de las mujeres son rubias... naturales...

... pero a mí, me gustan todas.

Un saludo.

28 comentarios:

LeeTamargo dijo...

...Para los romanos eran bárbaros todos los que no pertenecían al imperio, independientemente de si pasaban el día entero peleándose y tomando cerveza. En nuestros días continúan con sus costumbres de las cañas, pero en las costas de la Hispania caliente. Las fronteras no son las de antes y algunos ya peinan canas. Rubias, eso sí... ¡Interesante siempre, Caboblanco, y ameno! SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Charles de Batz dijo...

Sería muy desagradecido por mi parte pasar por aquí, disfrutar de los interesantes contenidos de tu BLog y marcharme sin más, sin dejar siquiera este comentario felicitándote por el esfuerzo y la calidad de tu trabajo.

Queda dicho: felicidades.Con mucho gusto volveré más a menudo.

Salud y Fraternidad

nina dijo...

Tienes, hijo mio, el don de la dualidad , serio, realista, correcto y a la vez jocoso, dos mezclas dificiles de conseguir.LA historia es muy interesante y agradable, pero no se queda a la zaga la gracia y el ingenio tu reunes todos esos aspecto y encima el buen gusto, lo digo por la rubita del principio. Tengo un pedazo deromance que lo empecé para ti dime que hago con el ,tiene cierto aje, pa eso lo pense´yo solita. un abrazo Nina

nina dijo...

Tienes, hijo mio, el don de la dualidad , serio, realista, correcto y a la vez jocoso, dos mezclas dificiles de conseguir.LA historia es muy interesante y agradable, pero no se queda a la zaga la gracia y el ingenio tu reunes todos esos aspecto y encima el buen gusto, lo digo por la rubita del principio. Tengo un pedazo deromance que lo empecé para ti dime que hago con el ,tiene cierto aje, pa eso lo pense´yo solita. un abrazo Nina

unjubilado dijo...

¡Qué barbaros! Pero que buen gusto tenían con las mujeres, los puñeteros. Odín "El Gran Padre" con su arma, Gungnir, solía estar acompañado de dos cuervos llamados Hugin y Munin. Si los guerreros pensaban que las walkirias eran como la de la imagen, no me extraña que se lanzaran a la batalla sin importarles morir; mujeres y cerveza ¿qué más querían?.
Un saludo

Lunarroja dijo...

¿De verdad formo parte de un 7%?
Curioso...

Y me alegro de tus gustos ;)

Dianora dijo...

longobardos, marcomanos, hérulos, suevos, cuados, bátavos, frisios, caucos...
Estoy imaginando decir todo esto, de seguido, con semblante serio y voz grave, en un momento "delicado"... ganas la batalla seguro :-P
Lo que me preocupa es una cosa... Dejarán de ser rubios... qué pasará con sus ojos? dejarán también de ser azules?
Se volverán todos "vulgarmente" morenos de ojos oscuros?
Besos

Caboblanco dijo...

Hola Lee; Pues sí y no... Efectivamente, todo lo que quedase al norte del Rin y el Danubio recibía inmediatamente el calificativo de bárbaro por los romanos; pero no sucedía así con los pueblos de oriente próximo o aquellos que estuvieron alguna vez bajo el área de influencia griega como la actual Turquía. Por ejemplo, un Judío o un Egipcio no sería considerado bárbaro por un romano, aún antes de que ambos territorios empezaran a pertenecer al Imperio. Y algo de verdad debía haber en eso de bar, bar, bar... porque la mayoría de las palabras de origen germánico que existen en español empiezan por "B", como Bigote, Brindis o Brandy...

Hola Charles. Ni que decir tiene que eres bienvenido.

Nina, esa dualidad de la que hablas descompone a varias de las personas que me rodean :-) ¡Ah! y todo lo que hagas será muy bienvenido.

Jubilado. Buen apunte sobre una religión que nos es muy pero que muy desconocido. Quizás no fuera mérito solo de Odín, pero los germanos destacaron como buena infantería y excelente caballería, y por ejemplo, Julio César los empleó ampliamente para reforzar sus débiles escuadrones de caballería durante la conquista de la Galia. Además, la guardia personal de Augusto - no la pretoriana - estaba compuesta en exclusiva por germanos, concretamente bátavos.

Hola Dianora. La verdad es que no sé que pasará con sus ojos, pero el norte de Europa es la región del mundo donde hay más variedad de tonos de piel, colores de cabello y pigmentación de ojos. Y te sorprenderías si supieras porqué, por ejemplo, mucha gente orienda de Ciudad Real o Jaen, es rubia...

Ahí lo dejó.

Anazia dijo...

Respecto a rubas vs morenas, lo bueno abunda...

Yo he conocido muchísimas rubas naturales, e incluso pelirrojas naturales, pero supongo que eso se debe a que soy originaria del sitio donde mutó el gen...

Raúl dijo...

Como siempre, paso algo tarde por acá. Pero nunca es tarde para aprender. Eso del cine norteaméricano neutro frente a los Nazis, y su relación con Casablanca no lo sabía. Y me ha impactado mucho.

Por otro lado, me gustaría preguntar algo: Germany es por Germanos (imagino), Alemanes por Alamanes (imagino). Entonces ¿Por qué Deutchland?

¿Será cierto eso del gen? Es la primera vez que lo leo y es una noticia ciertamente interesante...

Saludos y gracias por enseñar tanto!

Caboblanco dijo...

Hola Raul. Fácil... por una vez. "Germano" es una deformación del vocablo celta "carmanó" que viene a significar algo así como "los que gritan..." y hace referencia a la costumbre de estos pueblos de citar al enemigo al encuentro personal, haciendo ostentosos gestos con el escudo y chillando.

En cuanto a Deutschland, la raiz también es una deformación, en este caso del vocablo latino "theodiscus" que nombraba a las gentes que vivían en los territorios donde no se hablaba latín y que coincidían con los límites de la actual Alemania. Así pues "Deutschland" quiere decir, literalmente, "la tierra de los que no hablan latín", y este nombre parece ser que les gustó más...

Supongo.

nina dijo...

No entiendo a que tipo de personas que te rodean, el comentario de la dualidad las puede descomponer,,,yo creo que la palabra dual no puede ofender a nadie, por lo menos la mia, puesto que todos somos duales y tenemos el orgullo de ser diferentes. Cuanta gente no hay por ahí que sufre adversidades y las ves luchar con alegria,¿deben sentirse mal con los que le rodean? no , tenemos que valorarnons y saber hasta donde podemos llegar, además el hombre es voluble y lo que hoy te entusiasma mañana lo olvidas.Tu y yo si somos duales y opuestos. Pero no me humilla porque se que tengo grandes valores muy distintos a los tuyos pero los tengo.De verdad que te aprecio a pesar de la gran diferencia de pensamiento.Un abrazo NIna

Leodegundia dijo...

Tienes razón en que destacaban a la hora de repartir, pero comprende que en el barullo de longobardos, marcomanos, hérulos, suevos, bátavos y demás, era difícil encontrar sitio para acomodarse y por si ellos no fueran suficiente, llegaron los godos a meter más presión y luego llegaron Atila y los suyos, conocidos como los hunos, la mar de bestiajos que empujaron a todos los demás que estaban más apretados que en el metro de Tokio y con tanto empujón y tanto revoltijo, no me extraña que en la zona haya la mayor variedad de tonos de piel, colores de cabello y pigmentación de ojos.
Un abrazo

Dianora dijo...

Ahí lo dejo, ahí lo dejo... Buen hombre, no seas así, y ya termínalo, no?

Vale, he intentado hacer los deberes, pero de esto sí que no tenía ni idea. Sólo saber si me acerco un poco. Nos remontamos unos cuantos años atrás. Si cualquiera de nosotros, ahora mismo, nos hiciésemos una imagen mental de un árabe, sería de tez morena, pelo moreno, ojos oscuros. Sin embargo en Arjona (Jaén), se les llamaba "moros blancos", pues eran rubios, pecosos y de ojos claritos. El motivo, por lo que he podido leer, es que posiblemente los musulmanes que invadieron la península fueran de dos etnias: la gran diferencia, rubios y ojos claros, morenos y ojos oscuros.
Eso en cuanto a Jaén. Nos vamos a Ciudad Real.
En Jaén reinaba Mohammad I ben Yusuf ben Nars Al-hamar (a saber, rubito de ojos claros). Este rey, dirigiendo a sus tropas, derrotó a las de Alfonso VIII de Castilla, en Alarcos (muy cerca de Ciudad Real), adueñándose así de todo aquel territorio, con lo que aquellos musulmanes rubios de ojos claros se fueron también hacia aquellas tierras.

Espero no haberme desviado mucho de tu explicación.

Muchos besos

Consumidor irritado dijo...

Tab interesante como simepre, y ademas puede iniciar una nueva linea del blog,¿la línea genetica? ¿para cuando algo sobre el gen del pelo rizado?

almena dijo...

¡vaya! ¿desaparecerá el pelo rubio?????
mmm

feliz domingo!

Marian dijo...

Muy interesante... pero no tenías que haberte molestado... ¿desde cuando tienes esa foto mía? :)
Un abrazo

eloryn dijo...

Yo también formo parte de ese 7% que se va a extinguir (bueno, siempre quedarán los tintes).
En Jaén y en Ciudad Real se asentaron bereberes y en esta etnia, es frecuente encontrar individuos de piel clara y cabello rubio, supongo que descendientes de los vándalos que cruzaron el estrecho y formaron un reino en el siglo V en Argelia y Túnez.
Un saludo

Javier dijo...

Esta teoría que acaba de aparecer de la mutación genética de las mujeres a rubias para atraer a los hombres me parece una solemne estupidez, sobre todo viendo que los hombres también han "mutado" a rubio (¿querrán atraer también a otros machotes?) Los rubios irán desapareciendo por mezcla con otras razas, ya que son pocos en número en comparación con el resto, y el gen claro para los ojos y el pelo es siempre recesivo.

Caboblanco dijo...

Hola a todos... y ¡muy bien!. La proporción de rubios en ciertas zonas de Andalucía y Ciudad Real se debe, en principio, a los efectos secundarios de esas invasiones de árabes de tez clara. Aunque tambien podría estar relacionado con la repoblación de alemanes que propició Carlos III en ciertas zonas de Sierra Morena.

En cuanto a la teoría, estúpida o no, no es tan moderna; data de los años 50 aunque la última enunciación de la misma es de una universidad escocesa, hace cuatro años y se apoya en que los hombres, somos animales al fin y al cabo... y está claro que los animales fuerzan determinadas cualidades físicas para destacar. En cuanto al gen de pelo rubio, es recesivo AHORA... Hace miles de años no lo era tanto. En aquellos días está comprobado que bastaba con que uno de los progenitores fuera rubio, para influir determinantemente en las características físicas del hijo. En la actualidad, para que el niño sea rubio debe poseer el gen por ambos lados de la familia y, ciertamente, por pura probabilidad, es cada vez más difícil alumbrar a un rubio.

Por eso los hombres de hace unos miles de años no mutaban a rubio. Bastaba con que su madre lo fuese...

Saludos.

Andrea Recol dijo...

Volveré por aquí con más tiempo....A averiguar algo más sobre los germanos...y a dejarte otro comentario. Besitos miles

Julio dijo...

Pues nada; aquí documentándome con tus escritos. Gracias
Un saludo

Turulato dijo...

Tengo dos dudas don "Cabo".
"Primer": Deutschland, traducido al español, significa "Tierra de los Alamanes".
"Theos", en griego, es dios y "discus" parece lógico que derive del griego "diskos" -que designa a un objeto de forma aplanada y circular-.
¿Podría ser que "Theodiscus" designase a unas gentes que sintiesen veneración por el Sol, dentro de un panteismo naturalista?. Lo que si parece indudable es que el término italiano "tedesco" tiene su origen en aquel.
"Segun": La rubia esta, la Claudia Schiffer.. ¿Será rubia, rubia..?.
Y, ¿se la puede calificar de bárbara?.

Caboblanco dijo...

Aunque mis conocimientos no llegan a donde quisiera, lo dudo Turu. Theodiscus es una latinización "a cañonazos" del pangermánico Tiudisc + la terminación en genitivo "-us" que como he dicho, puede significar "nuestro" o "nuestro pueblo". En latín generalmente se nombra a los individuos mediante el nominativo y al conjunto de los pueblos usando el genitivo. De esta latinización tuvo la culpa CARLOMAGNO, que fue el primero que llamó a todos los germanos con ese término. Curiosamente, de otra corrupción semántica del mismo término procede la palabra "Teutón".

No debemos, insistó, comparar la derivación de palabras en los idiomas latinos y germánicos porque tienen muy difícil correspondencia. En los idiomas nórdicos la utilización de prejijos y sufijos desencadena curiosos procesos de ramificación semántica. Por ejemplo, el mismo término "Deutsch" pasó al idioma inglés como "Dutch" y, significando primeramente Danés, en la actualidad nombra a los holandeses... ¡Un auténtico lío!

Y efectivamente "Tedesco" en italiano o "Tudesco" en español, tienen su origen inequívoco en dicho término.

Un abrazo.

Viajera2006 dijo...

Siempre es interesante visitar tu blog. Me gusta.

Besos

Trini dijo...

Luis. este post, me ha gustado sobremanera, no sé, siempre he tenido debilidad por los "Barbaros"
Lo de las mujeres rubias no tenia ni idea ¡qué curioso!
Me encanta aprender contigo. Si fueses profesor de historia tus clases estarian abarrotadas.

Un abrazo

AZUL dijo...

Después de una ausencia, de una gripa que me merma los sentidos, siempre es una delicia leerte en este tono...

Un bikiño y buena semana!

José Sans dijo...

Hola Cabo:
Por fin he sacado un momento para reiniciar mis visitas a los buenos diarios que sigo.
Quiero felicitarte, como siempre, por tu artículo de los germanos y también quiero hacerlo por esa facilidad que tienes en hacer de un tema árido algo ameno que se lee con facilidad, no como esos que escriben de epizootias y otras zarandajas que no se entienden.
Sigue así
Un abrazo
José